Nuestro colegio, Espacio Cardioprotegido gracias a la instalación de un desfibrilador y a la formación del personal en RCP

Estimadas familias:

Queremos haceros partícipes de la instalación de un nuevo desfibrilador en el colegio, así como del curso de formación en maniobras de Resucitación Cardiopulmonar y uso de este dispositivo, que tanto el profesorado como el personal del centro han llevado a cabo hace unos días en las instalaciones del colegio.

Tanto el nuevo desfibrilador como el curso de formación han sido financiados en su totalidad gracias a la generosidad del AMPA y de todos los padres que lo integran, haciendo de nuestro colegio un Espacio Cardioprotegido.

En España más de 30.000 personas fallecen todos los años debido a una parada cardíaca súbita. En muchos casos, se hubiese podido evitar la muerte si alguien hubiera iniciado una maniobra de resucitación cardiopulmonar (RCP) y se hubiese utilizado un desfibrilador público de manera inmediata hasta la llegada de los servicios sanitarios.

Está demostrado que más del 20% de las personas que sufren estas paradas cardíacas podrían sobrevivir si se aplica una RCP básica y se utiliza un desfibrilador público de manera inmediata.

*En el vídeo, los profes, monitores y personal del centro realizando un curso de formación en RCP y uso de desfibrilador.

Cómo actuar

Cualquier ciudadano puede ser testigo de una parada cardíaca y tener en sus manos la posibilidad de salvar una vida, sin necesidad de tener conocimientos previos en medicina o asistencia sanitaria. Aprender a hacer comprensiones torácicas para suplir la función del corazón parado y conocer el sencillo funcionamiento de los desfibriladores automatizados (DEA) que se hayan en los lugares públicos, es fácil para personas de todas las edades. Hay estudios que demuestran que a partir de los 8 años los niños son capaces de aprender a hacer una RCP básica.

Ante una parada cardiaca, debemos activar la cadena de supervivencia cuanto antes, consistente en seis pasos:

  1. Comprobar si la persona está consciente y si respira.
  2. Si no respira, llamar al 112.
  3. Practicar las maniobras de RCP (100-120 compresiones por minuto sobre el esternón).
  4. Pedir a una tercera persona que localice el desfibrilador más cercano.
  5. Seguir las instrucciones del desfibrilador para aplicar las descargas.
  6. Continuar con las maniobras de RCP hasta que llegue la ambulancia.

Los comentarios están cerrados.